Por cuarto año consecutivo, la Firma costarricense OPB Arquitectos, logra el galardón de Bandera Azul, en la categoría de Cambio Climático, esto como resultado de un proceso que abarca distintas acciones administrativas, sumado a una filosofía de respeto al medio ambiente que ha involucrado a toda la organización.

Andrea Granja, quien ha sido una de las personas a cargo de este proyecto en la firma, explica que la importancia de este galardón es que representa el resultado de un trabajo de concientización y educación tanto de manera interna de la organización como de manera externa, hacia la comunidad y familias, desde el cambio de paradigmas y educación en comportamientos ambientales que impactan de manera positiva el medio en que habitan las personas.

“Nuestras acciones impactan mucho en temas: como agua, combustibles fósiles, gestión de residuos y ahorro energético, entre otros. En el 2021 desarrollamos un proyecto de Biofilia a cargo de la Arq. Daniela Aguilar, que demostró los beneficios de tener espacios internos y de interacción entre colaboradores y la naturaleza. Por otra parte el Arq. Enrique Granados es uno de los líderes que aporta da al proyecto en coordinación de temas educativos, recopilación de información, gestión de residuos incluyendo una propuesta de Ecobloques”, señala Granja.

Desde hace cuatro años, la Firma ha tenido el reto de mantener el galardón vigente, una labor compleja por alto compromiso con la compensación ambiental, involucrando la parte productiva, administrativa y de operaciones.

Granja concluye que el impacto generado en cada colaborador y la transformación de la cultura en OPB Arquitectos hacia una armonía ambiental, es uno de los principales objetivos, por lo que para este 2022 los líderes de cada departamento están involucrando más a sus equipos y con ello fortalecen la participación de todas y todos.