Con una inversión aproximada de $200,000 Bottega, la tienda enogastronómica de delicatessen, ubicada en Escazú, realizó una renovación de su espacio debido al incremento de clientes y productos en su portafolio, pensando en elevar la experiencia de compra en sus visitantes.

“Realizamos las mejoras gracias al gran incremento que estamos teniendo de clientes, además para perfeccionar la experiencia y así seguir posicionándonos y destacando de la competencia por nuestros pilares de servicio, look & feel…”, dijo Sofia Poma – Murialdo, Directora Comercial de Bottega.

Entre las mejoras que realizaron, resalta el parqueo techado, ampliación del área de cocina para una mejor distribución del área de eventos, incorporación del área de DELI (un lugar donde las personas pueden solicitar los productos rebanados al instante), accesos separados de entrada y salida, mejorando tránsito e iluminación de la tienda y la ampliación del área de CAVA.

Aunado a esto, la empresa vio la oportunidad de mejora en la rapidez de servicio y compra, la cual lograron solucionar con el nuevo diseño de cajas y tránsito de la tienda.

“Quisimos mejorar la experiencia de compra del consumidor actual, con el fin de que tengan mayor visibilidad de los productos desde nuestra amplia gama de vinos y licores, hasta los alimentos gourmet, quesos & embutidos, enlatados, pastas, mermeladas, chocolates, entre otros…”, recalcó Poma.

La remodelación de la tienda estuvo a cargo de Gensler Costa Rica, creadores del proyecto desde un inicio y fue presentada a la prensa en compañía de representantes de Bottega y del arquitecto y Director de Estudio, Mauricio Otárola, quien contó acerca de la expansión y el proceso para efectuar estos cambios, “La experiencia de los espacios comerciales es fundamental para que las marcas se consoliden como líderes de su industria. Trabajamos de la mano con Bottega para crear un lugar que refleje su visión de servicio y propuesta de valor mediante una experiencia que pone a sus clientes en el centro. Esta remodelación va de la mano con el crecimiento de la marca, un paso estratégico que hará que la propuesta de valor de Bottega evolucione y pueda adaptarse a futuros modelos”.

Cabe mencionar que Bottega es el lugar idóneo también para quienes gustan de cata de licores, eventos corporativos y su amplia experiencia con eventos enogastronómicos los coloca entre las opciones más exclusivas del GAM. El horario de atención es de lunes a viernes de 9 a.m. a 7 p.m., sábado de 9 a.m. a 5 p.m., domingo de 9 am. A 4 p.m. y su portafolio gourmet sigue siendo de los más selectos y variados de la industria.

“Estamos muy emocionados y satisfechos con el resultado final, hemos recibido muy buenos comentarios de nuestros clientes”, finalizó Poma.

Sobre Bottega

Bottega es la primera tienda enogastronómica del país, que ofrece al cliente un lugar, cómodo y a la vez sofisticado, con el fin de que cuando entre se sienta feliz, en confianza, en un ambiente familiar.

El espacio cuenta con un servicio personalizado: Chef y Sommelier a disposición, adicional de sus asesores de venta capacitados para asesorar y acompañar a las personas en la experiencia de compra.